Solo un tercio de pymes pide créditos bancarios

Pese a la expansión del crédito en el último año, solo 33 por ciento de las empresas con menos de 100 empleados —Pymes— reporta haber solicitado financiamiento a la banca comercial en el cuarto trimestre de 2015, según datos del Banco de México.

Las Pyme, que conforma el mayor segmento en el país, reportaron que sus propios proveedores continúan siendo su principal fuente de financiamiento, ya que 78 por ciento le solicita crédito, incluidas las pocas que hacen uso de las dos fuentes.

Esos datos contrastan con empresas de mayor tamaño, pues 47 por ciento de las firmas con más de 100 empleados reportan haber utilizado créditos de la banca comercial, mientras que los proveedores representaron 73 por ciento.

Según especialistas, esa menor proporción de crédito solicitado por parte de pequeñas empresas es uno de los factores que provoca un entorno de menor crecimiento económico, a pesar de la expansión crediticia y una disminución en las tasas de interés.

Dicha tendencia no ha cambiado sustancialmente en los últimos años, pese a que el crédito al sector privado no financiero creció 13 por ciento al cierre del cuarto trimestre de 2015, según datos del Banxico.

El crédito otorgado por la banca comercial aumentó casi 9 por ciento anual en enero de 2015, y el financiamiento vigente a las empresas y personas físicas con actividad empresarial creció casi 16 por ciento anual en el primer mes de este año.

“Realmente el negocio de los bancos es seguir cobrando por sus servicios. Cuando tradicionalmente la banca, su función, es prestar dinero para los sectores productivos. Han visto como negocio secundario el financiamiento”, indicó en entrevista Rafael Eutimio García, académico de la UAM Azcapotzalco.

En tanto, José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, coincidió en que la banca de desarrollo debe aumentar su papel para financiar proyectos productivos en el país.

“Más que implementar más regulación se necesita una política de fomento al crédito mediante la banca de desarrollo para jugar un papel más importante, al brindar créditos directos o como respaldo de financiamiento al sector productivo”, señaló en entrevista.

“Si observamos el crecimiento entre 2013 y 2015, que promedia 2 por ciento, básicamente vemos que las tasas de interés bajaron pero no han redundado en un mayor crecimiento económico”, indicó De la Cruz.

El 50 por ciento de las pequeñas empresas reportó al Banxico que su mayor limitación para solicitar o recibir un nuevo crédito fueron las altas tasas de interés; en segundo lugar, la incertidumbre por la situación económica general, y en tercero los montos exigidos como colateral para acceder al financiamiento.

Asimismo, la penetración del crédito en las empresas pequeñas también es menor. Según datos del Banxico, solo 30 por ciento de las empresas formales del país tiene un crédito bancario, mientras que en el caso de las firmas con más de 100 empleados asciende a 54 por ciento.

En el largo plazo una acelerada expansión del crédito tiene un efecto negativo en el crecimiento dentro de la OCDE, señaló en entrevista Boris Cournède, economista senior de este organismo internacional.

Con riesgo de que su investigación suene contradictorio con la teoría económica, la cual establece que los intermediarios financieros son esenciales para el crecimiento al asignar recursos excedentes en sectores productivos, el economista indicó que desde hace décadas se ha desregulado el sector, lo que ha favorecido el crédito al consumo, el cual no aumenta el crecimiento económico sustancialmente.

Cournède aclaró que en México el crédito al sector privado de la banca aún es muy bajo para el tamaño de la economía, al ubicarse en 29 por ciento del PIB, y en países desarrollados que conforman la mayoría de los miembros de la OCDE alcanzan una proporción superior a ciento por ciento.

Poco desarrollo

El crédito otorgado por la banca de desarrollo creció 7.3 por ciento anual en enero pasado, un ritmo menor en comparación con la banca comercial.

La banca en México todavía registra aversión al riesgo en las pequeñas y medianas empresas, explicó Rafael Eutimio García, académico de la UAM Azcapotzalco.

Información del Banco de México apunta a que el financiamiento de la banca comercial todavía no rompe una tendencia de un mayor flujo a grandes empresas, lo que rezaga a las pequeñas y medianas, que conforman la mayor parte del sector productivo.

Fuente: Milenio Diario

PATROCINADORES

Iniciar sesión - Desarrollado por RE Online Marketing