Cae el crédito bancario para el sector privado

La cartera de crédito vigente de la banca comercial al sector privado moderó su avance anual real, de 4.1% en julio a 3.4% en agosto. Dentro de ésta, todos sus sectores desaceleraron respecto al mes previo: consumo (2.9% contra 3.2%), vivienda (3.6% contra 3.7%) y a empresas y personas físicas con actividad empresarial (2.9% contra 3.9%), informó el Banco de México en su reporte mensual de agregados monetarios y actividad financiera.

En términos generales, el financiamiento otorgado por la banca comercial, que incluye cartera de crédito vigente, y vencida, y cartera de valores, también suavizó su ritmo de crecimiento de 5.3% a 5.0% real anual en agosto.

Lo anterior, debido a la moderación en el ritmo de crecimiento del sector privado, de 4.1% a 3.4%, y a la baja de los estados y municipios, de 0.8% a -0.1%, que en conjunto neutralizaron la ligera mejora de del sector público federal, de 17.4% a 18.9%.

Dentro del crédito vigente al consumo, destaca la caída de 2.8% del destinado a la adquisición de bienes de consumo durable, debido a que se otorgaron menos créditos para la compra de automóviles (-5.2%).

Para vivienda, el crédito de interés social cayó 4.1%, pero para vivienda media y residencial creció 5.1%.

Por su parte, en el financiamiento vigente a empresas y personas físicas con actividad empresarial por sectores destaca la caída del crédito destinado al sector minero, de 12.9% en términos reales; la contracción del destinado a la manufactura, de 9.3%, y el de la construcción, que disminuyó 4.1%.

Sólo el sector servicios continuó su tendencia al alza con tasa anual de 12.9%.

La dinámica de crecimiento del crédito sugiere que el sector más beneficiado es el de servicios, mientras que el sector manufacturero presenta riesgos de desaceleración ante una menor expansión de los préstamos al mismo, comentó Isaac Velazco, analista económico de banco Ve por Más

Por otro lado, una contracción del crédito al consumo de bienes durables es reflejo de que la demanda por este tipo de bienes, los cuales requieren una planeación mayor por parte de los consumidores y un flujo periódico de gasto por uno más largo que para otro tipo de bienes, continúa deprimida ante la baja confianza de las familias en una recuperación sólida de la economía, explicó el especialista.

El financiamiento otorgado por la banca de desarrollo registró un crecimiento real anual de 11.4% (contra un crecimiento previo de 16.4%), y mostró desaceleraciones en el renglón asignado a financiar a los estados y municipios de 16.6% a 15.0%, y el otorgado al sector público federal de 25.4% a 5.5%; por el contrario, el destinado al sector privado avanzó de 14.2% a 14.8%.

El índice de morosidad (cartera vencida respecto al total) se ubicó en 3.2%, en línea con lo observado en lo que va del año. Por componentes, el índice de morosidad de la cartera de consumo se ubicó en 5% en agosto.

En su interior, la morosidad de tarjetas de crédito resultó de 5.5% del total de la cartera, mientras que el índice de morosidad en créditos de nómina, personales y de bienes duraderos se ubicó en 3.1%, 7.3%, y 2.3%, respectivamente. Finalmente, el índice de morosidad para la cartera de vivienda se ubicó en 3.5%, mientras que el de empresas llegó a 3.9% de la cartera total.

- Fuente: El Universal

PATROCINADORES

Iniciar sesión - Desarrollado por RE Online Marketing